evaluación

Evaluación

Evaluación que tradicionalmente, era entendida como examen del alumnado y estaba centrado, casi en exclusividad, en determinar los conocimientos y habilidades adquiridos. Actualmente, la evaluación se ha extendido a todos los ámbitos educativos, pudiendo ser el centro de la evaluación los materiales, los medios didácticos, las prácticas docentes, etc.

Según su finalidad y función, las evaluaciones pueden ser:

Global. Cuando se pretende abarcar todos los componentes o dimensiones de los alumnos, el centro, etc. Se trata de una evaluación holística o integral.
Parcial. Se centra en la valoración de determinados componentes o dimensiones del rendimiento de los alumnos, el centro, etc.
Interna. Es aquella que es llevada a cabo o promovida por los propios integrantes de un centro, programa educativo, etc. Esta evaluación puede ser de tres tipos: autoevaluación (cuando es el evaluador el que evalúa su propio trabajo), heteroevaluación (cuando se evalúa una actividad, objeto o producto, los evaluadores a las personas o elementos evaluados, como por ejemplo: el profesor a los alumnos) o coevaluación (cuando los sujetos o grupos se evalúan mutuamente, ejemplo, alumnos y profesores entre sí).
Externa. Cuando los agentes no integrantes de un centro o programa evalúan su funcionamiento, es el caso de la evaluación de expertos, por ejemplo, inspectores de educación al evaluar un centro educativo.

Según el momento de aplicación se diferencian:

Inicial. Se realiza en el momento de partida de la acción formativa, consiste en una recogida de datos en la situación inicial.
Procesal. Consiste en la evaluación a través de la recogida continua y sistemática de datos a lo largo del tiempo fijado para la consecución de los objetivos, permite tomar decisiones de mejora sobre la marcha.
Final. Consiste en la recogida y valoración de los datos al finalizar un período de tiempo previsto para la realización del aprendizaje.

Según el criterio de comparación, existen dos tipos:

Autoreferencia. En el caso de que la referencia sea el propio sujeto, se considerarán tiempos empleados, metas e intereses, objetivos propuestos, etc.
Heteroreferencia. Podrá ser de dos tipos: la criterial (cuando se comparan los resultados del proceso educativo con unos objetivos previamente fijados o bien con patrones de realización deseables) y la normativa (el referente es el nivel general del grupo de referencia determinado, otros alumnos, centros, programas, etc.).

Aprende de muchos otros temas en nuestro blog

2 Comentarios

para escribir comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies