Pavoni formación Toledo
Centro de Formación Pavoni

La responsabilidad social para nosotros es muy importante, como fundación sin ánimo de lucro que somos. Entendemos que formando técnicos de calidad, especializados y que consigan una titulación oficial, facilitamos la incorporación de estas personas a puestos de trabajo de calidad. Así, nosotros entendemos la formación como un instrumento, un medio para luchar contra el grave problema del desempleo actual y el riesgo de exclusión social que éste acarrea como consecuencia. Por otro lado, y en consonancia con lo anterior, intentamos que el acceso a esa formación sea siempre gratuita y accesible para nuestros alumnos. Sin ir más lejos, en el pasado 2014 el 100% de los cursos que hemos realizado han sido gratuitos para los participantes siendo subvencionados por la Consejería de Empleo de Castilla la Mancha y cofinanciados por el Fondo Social Europeo.

Fachada Pavoni Centro de Formación en Ugena Toledo
Síguenos
Unidades didácticas

Unidades didácticas

Unidades didácticas son las unidades elementales de las acciones formativas. No tienen una duración temporal fija y pueden englobar varias «sesiones de clase», según los objetivos, contenidos y actividades marcadas.

Las unidades didácticas deberán ser flexibles y permitir que los objetivos se puedan conseguir a través de diferentes tipos de actividades. En la medida de lo posible las unidades deberán adaptarse a:

  • Las características del alumnado
  • La metodología usada para el desarrollo de la acción formativa.
  • Las particularidades del contexto en el que se desarrolle la acción formativa.

Para la elaboración de estas unidades de los certificados de profesionalidad, se propone de forma general, una serie de pasos:

  1. Analizar los objetivos específicos y criterios de evaluación de contenidos.
  2. Comprobar que se recogen todos los contenidos que se especifican para cada módulo formativo o unidad formativa.
  3. Contrastar la realización del módulo formativo o unidad formativa con las realizaciones profesionales y criterios de ejecución de las unidades de competencia.
  4. Agrupar el listado de contenidos en unidades didácticas.
  5. Definir el nombre de las unidades en términos operativos
  6. Secuenciar las unidades por orden de impartición.

Una unidad didáctica suele constar con los siguientes componentes básicos:

Objetivos didácticos. Enunciaciones de las capacidades previstas que debe alcanzar el/la estudiante al final de la unidad. Han de ser coherentes con los objetivos generales y específicos.
Competencias. Habilidades que deben desarrollarse a través de sus dimensiones y estrategias.
Contenidos. Saberes organizados de manera armónica, que son enunciados como conceptos, procedimientos y actitudes.
Recursos. Materiales o herramientas que tienen utilidad en un proceso educativo. Sirven como mediadores para el desarrollo y enriquecimiento del/de la alumno/a, pues favorecen el desarrollo del proceso de enseñanza y de aprendizaje, y facilitan la interpretación de contenido que el docente enseña1​. Se dividen en tres grupos, materiales, personales (docentes y no docentes) y organizativos (espaciales y temporales).
Estrategias. Selección de actividades y practicas pedagógicas en diferentes momentos formativos, métodos y recursos en los procesos de enseñanza-aprendizaje2​. Se utilizan para cumplir con los objetivos de la unidad y dependen de los contenidos de cada clase. Para ello, se tiene en cuenta el modo de comprensión necesario para adquirir dichos contenidos, así como los estilos de aprendizaje, los ritmos, los intereses, los tipos de inteligencia, entre otros factores.
Metodología. Estilo de enseñanza, organización de los grupos, tiempos y espacios y materiales empleados.
Actividades. Medios para alcanzar los objetivos previstos. Se suele establecer diferentes tipos de actividades que abarcan la recogida de ideas previas, actividades introductorias, de desarrollo, de síntesis y de expresión en diferentes ámbitos.
Evaluación. Proceso que tiene por objeto determinar en qué medida se han logrado los objetivos previamente establecidos. Supone, por tanto, un juicio de valor sobre la programación establecida, que se emite contrastando esta información con dichos objetivos. Se alude así no solo a los resultados obtenidos3​, sino a la unidad en su globalidad. Para llevarla a cabo, se elaboran criterios relacionados con los objetivos propuestos.

No hay comentarios

para escribir comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies