Modalidades de la formación ocupacional

Modalidades de la formación ocupacional

Modalidades de la formación ocupacional, cinco en total, para la formación de trabajadores ocupados y desempleados, que tienen como objetivo potenciar la inserción o reinserción profesional y la especialización profesional.

Modalidad I: Acciones formativas dirigidas a trabajadores ocupados, que pueden ser:

a) Planes de formación intersectoriales: a su vez se subdividen en planes de formación intersectoriales de carácter general, planes de formación de la economía social y planes de formación de autónomos.

b) Planes de formación sectoriales.

Los planes de formación intersectoriales están compuestos por acciones formativas dirigidas a la adquisición de competencias transversales a varios sectores de la actividad económica o de competencias específicas de un sector para el reciclaje y recualificación de trabajadores de otros sectores, incluida la formación dirigida a la capacitación para la realización de funciones propias de la representación legal de los trabajadores.

Los planes de formación sectoriales se componen de acciones formativas de interés general para dicho sector y satisfacer necesidades específicas de formación del mismo. Las acciones específicas programadas en este tipo de planes también podrán dirigirse al reciclaje y recualificación de trabajadores procedentes de sectores en situaciones de crisis.

Los planes de formación deberán contener, al menos, la siguiente información:

– Ámbito de aplicación del plan

– Objetivos y contenidos

– Acciones formativas a desarrollar, con indicación del tipo de especialidad impartir

– Colectivo destinatarios

– Coste previsto de las acciones formativas

– Instalaciones y medios para impartir la formación

Modalidad II: Acciones formativas dirigidas prioritariamente a trabajadores/as desempleados/as

Modalidad III: Programas específicos para la formación de personas con necesidades formativas especiales o que tengan dificultades para su inserción o recualificación profesional, independientemente de su situación laboral.

Estas acciones van encaminadas a promover la igualdad de oportunidades en el mercado de trabajo. Formación dirigida a:

a) Personas trabajadoras de sectores profesionales o económicos en crisis y con especiales dificultades para la generación o mantenimiento del empleo.

b) Mujeres en sectores donde se encuentran subrepresentadas.

c) Personas con necesidades formativas especiales derivadas de discapacidad (mental o motora) o deficiencia sensorial.

d) Personas residentes en zonas o barrios con dificultades de integración social.

e) Drogodependientes, exdgrogodependientes y exreclusos.

f) Personas amenazadas de exclusión laboral o social, incluyendo a mujeres víctimas de violencia de género.

g) Desempleados de larga duración.

Modalidad IV: Formación planificada para el desarrollo estratégico de la región, cofinanciada mediante el Programa Operativo Regional. Incluyen:

a) Planes de formación para empresas. Aquel que responde a una detección de las necesidades formativas de una empresa. El Objetivo es hacer frente a las necesidades de las empresas de disponer de profesionales con las competencias profesionales requeridas para desempeñar tareas específicas de un puesto de trabajo, bien sea cualificando a sus propios trabajadores, bien sea incorporándolos nuevos de forma inmediata tras el período de formación.

b) Acciones de formación para el empleo que tengan como objetivo proporcionar oportunidades de empleo y desarrollo profesional y que contribuyan de forma determinante al desarrollo sostenible del medio rural.

c) Acciones formativas específicas para proporcionar formación requerida por el sistema productivo no incluida en el Catálogo Nacional de Cualificaciones o en el fichero del SEPE, para la obtención de carnés profesionales y acciones formativas de carácter innovador y/o experimental.

Modalidad V: Formación propia que comprende la formación que se imparte en los centros de la Administración Autonómica.

En todas las modalidades de formación dirigidas prioritariamente a personas desempleadas, la participación de éstos será al menos del 60 por ciento respecto del total de trabajadores que inician la formación y a la inversa en el caso de que la formación esté dirigida principalmente a trabajadores ocupados.

En la modalidad I la participación de personas desempleadas estará comprendida entre el 20% y el 40%.

En la modalidad III podrá acceder cualquier persona trabajadora que cumpla los requisitos de acceso independientemente de si es trabajador ocupado o desempleado.

Modalidades de la formación ocupacional es un artículo del blog del centro de formación pavoni

No hay comentarios

para escribir comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies